Logo Horizontal Texto Logo Horizontal Calendar Icon Buy Icon User Icon Facebook Icon Instagram Icon Right Arrow Icon Facebook Share Icon twitter Share Icon Envelope Share Icon Whatsapp Share Icon

El éxito a través de la meditación

Pasa el tiempo y, tomar las riendas de la mente, se convierte en una traba casi insuperable; va formándose un auténtico laberinto sin salida. ¡Hay que hacerlo y hay que hacerlo ya! Practicarlo mientras respiremos. O bien, esperar a que el fracaso ocurra.

El límite central es nuestra programación, que intenta cubrir las exigencias de cierta estructura del pensamiento y de las costumbres que someten a la mente. Sin duda, es un reto trascender la óptica de siempre, pues seduce prometiendo simplificar las cosas, e incluso, resolver situaciones, gobernando y diciendo en secreto: “Sigue haciéndolo así”.

Y bueno, no pueden siquiera contarse las justificaciones y excusas que se encuentran, con tanta facilidad, a la vuelta de la esquina. Se han convertido en la autoridad del pensamiento. Entonces, queda desvanecida cualquier oportunidad para poseer la actitud que explota los talentos que guardamos, como protegiéndolos de que salgan a la luz; y así nada puede verse, los días se vuelven rutinarios, pintados de gris, y nos quedamos echados sobre la superficie.

De esta manera, repetimos conductas, sin sospechar que, quizás, ya están vaciándonos. Tras conocer la salida de la trampa, empezamos a vivir emocionados, experimentando la seguridad de que, en donde estemos parados y con cualquier acción, hemos depositado un estado mental generoso que asegura el ciclo inagotable de creaciones y triunfos. Así que, con toda la fuerza posible, te contamos que hemos alcanzado el éxito a través de la meditación, personal y profesionalmente.

Imagina que estás en un desierto y llevas 24 horas sediento. De pronto, aparece frente a ti un vaso con agua fría. Lo sostienes, y por impulso, giras la mano tirando el agua sobre la arena. En tres movimientos rápidos, vacías el vaso completo y te lo llevas a la boca intentando hidratarte con el agua que ya no existe. Algo así ocurre con la capacidad que tenemos, en abundancia, para disfrutar la vida. Algo así pasa con nuestro estado mental más elevado, el que está lleno de creatividad.

Son 3 los pensamientos que bastan para, ahora, programar el día que vamos a tener, y llegan rápidamente, uno tras otro, al minuto que despertamos. Quizás se escuchen similar a: “¡Qué flojera!”, “Tengo que hacer mil cosas hoy”, “No ha contestado mi mensaje”. En automático, vaciamos el vaso de nuestros talentos y, desde luego, se esconden para no salir durante el resto del día. Y pasa una semana, un año, la vida completa.

Por eso proponemos la meditación como una herramienta infalible que encamina al éxito. Cuando aprendes a hacerlo, adquieres el hábito, y tus acciones son coherentes con el deseo de alcanzar el éxito, dominas tu mente, le haces espacio y, desde un estado calmado, emprendes tu día alejado de los pretextos y haciendo que las cosas sucedan. A partir de ahora, la pelota está de tu lado. Depende de ti trazar un camino lleno de topes o liberado. ¡Hay que hacer el hábito y hay que hacerlo ya!

*MEDITAR EN GRUPO, CON UN GUÍA, Y POR LO MENOS 3 VECES POR SEMANA, TE AYUDARÁ A CONSEGUIR EL HÁBITO DE MEDITAR*

Copyright © Todos los Derechos Reservados